viernes, 22 de octubre de 2010

el amor corre libre


Ya el caudal de tinta que ha corrido en los libros del mundo producto de lo escritores y poetas del amor es tan grande, que ya su corriente tiende a seguir su caudal hasta el universo, del amor muchos escriben, millones le cantan, todos le sentimos, pero todavia nos falta mucho.
El Amor lo encontramos en nuestros trabajos, en nuestras relaciones, caminando por las calles, debajo de los mares, hasta en la luna y más allá, el Amor es mucho más que nuestras penas y fatigas, es un inquieto movimiento que se pasea por donde quiere y como quiere.
El amor en el exterior tiene forma de cariño, tiene forma de recuerdo, de abrazos, de miradas desde lejos, aunque de igual modo en el exterior también lo encontramos en el sufriente y en el abandonado.
Al amor en muchos lugares le quieren callar su voz, los científicos lo ven como algo que sienten los tontos, los políticos lo usan de frase en sus campañas, los obreros piensan que eso es cuestión de cuando se está en casa, y muchos simplemente lo ignoran.
El amor en el interior es sanación, es un fresco rocio que llena de vigor el pensamiento, es darse, es ser recibido no en en mi forma esperada sino en la forma que el amor le inspire a la otra persona, el amor es habitar en la persona amada sin atropellos, es vivir en contacto y no consumir la fuente ni apagar la llama por el excesivo manoseo.
El amor corre libre, no hay que deternerlo con desmedidos antojos, ni ofuscarlo en el que lo ofrece, no es secarlo de dolor por no ser atendido, ni arrojarlo fuera como si se tratara de un trapo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario