jueves, 21 de agosto de 2014

La larga espera

"Luego regresaron a sus casas por sus propios medios y allí siguieron esperando. Casi setenta años después el coronel seguía esperando" (García Márquez, El coronel no tiene quien le escriba) La espera en la mayoría de los casos, por no decir en su totalidad, la espera resulta estéril en tanto que la suspensión de la felicidad queda para otro momento, mientras que para el sufrimiento y todo lo que implique dolor, parece existir más disposición. La postergación de la felicidad nos agobia, sino es hoy, ¿cuando? cuando ya no existan las fuerzas para luchar o cuando la voluntad sea vencida por la rutina dolorosa, quizá... La vida es un camino tan corto que "la espera" se puede convertir en un laberinto sin salida, sólo cuando aparece la voluntad vivificante de hacer valer cada momento como trascendente y como legado a las futuras generaciones es cuando le ganamos la disputa al sedante dolor que nos acostumbra a lo poco y nos aleja de lo humano. La trascendencia no es de ninguna manera esperar por los siglos de los siglos a que realidades imaginarias se impongan de la nada en medio de "la realidad", que es presente, y que necesita de protagonistas que la eleven hasta las alturas inimaginables por medio de sus esfuerzos, los mismos aplican para llevar la realidad hasta un nivel celestial, que es una imposibilidad para el ser humano como tal, sin embargo para La divinidad revelada para los de nuestra cultura en un Dios-amor, nos impulsa hacia arriba con todo y contexto vital, a saber tanto personalmente como geográficamente, como espiritualmente y de forma resumida, totalmente. La famosa ley del dar-y-recibir revolotea por el cosmos situando cada esfuerzo por ser más y mejor, como un movimiento de engranajes que nos llevan a estados superiores de conciencia en donde ya no somos simplemente lo que esperamos ser sino lo que desde ya somos. Mi recompensa es la vida total.

miércoles, 30 de julio de 2014

¿Vale la pena sufrir?

Existen muchas voces y tratados que sustentan el valor del sufrimiento como una causal de valor para una próxima vida o para algún otro beneficio menor, sin embargo, la vida contiene un valor intrínseco como única e irrepetible; del mismo modo todos los hombres y mujeres de este mundo en algún punto hemos tocado el dolor en alguna de sus formas,tal manera que me surgen tres preguntas preliminares: ¿que beneficio trae el sufrimiento?, ¿nos ayuda el sufrir?, ¿a Dios le gusta que suframos?. Cuando hablo de sufrimiento, hablo de una prolongación programada de la voluntad humana de continuar el tiempo la sensación de dolor por uno o diferentes motivos. Existen dolores naturales, como el provocado por una caída a un mismo nivel, o el dolor que se siente ante la muerte de un familiar o un ser querido; aquí hablamos del sufrimiento como primera premisa de vida, tan exaltado por personas que lo levantan como su carta de presentación, casi que se presentan diciendo: aquí estoy y sufro mucho. Presento tres premisas: 1.-La vida es una, 2.- Vive el día al máximo, 3.- se vive mejor feliz. Premisas que provienen de la cultura religiosa occidental, de la filosofía helenista, del posmodernismo que vivimos, y que nos hacen sopesar como inferior el sufrimiento, muy por debajo de sentimientos como la dicha y la felicidad. Pensando en tales cuestiones, por lo menos, si el sufrimiento es un requisito del vivir, entonces vivir no es tan dichoso, ya que queriéndolo o no, a todos nos toca beber de su amargo vino, luego, como es permitido dudar, me parece que no tiene ningún sentido prolongar el sufrir en tanto que valor de vida o carta de presentación. Yo mismo he sufrido, he visto el dolor en carne propia, he acompañado a amigos en momentos muy duros, y más allá de forjar un carácter de fortaleza, nada me ha quedado, la desilusión del que pinta un trazo que se lleva el viento o el saber que se ara en el mar, la sangre y el silencio no son buenos acompañantes de la vida en tanto que ferviente, única y abierta al alcance de la fe, o del que no tenga fe, dentro de los límites de la etapa vital que tanto para unos como otros, debe ser vivida intensamente, buscando dejar un legado para las próximas generaciones.

¿Vale la pena sufrir?

Existen muchas voces y tratados que sustentan el valor del sufrimiento como una causal de valor para una próxima vida, sin embargo, la vida contiene un valor intrínseco como única e irrepetible, pero todos los hombres y mujeres de este mundo en algún punto hemos tocado el dolor en alguna de sus formas, me surgen tres preguntas preliminares: ¿que beneficio trae el sufrimiento?, ¿nos ayuda el sufrir?, ¿a Dios le gusta que suframos?. Cuando hablo de sufrimiento, hablo de una prolongación programada de la voluntad humana de continuar el tiempo la sensación de dolor por uno o diferentes motivos. Existen dolores naturales, como el provocado por una caída a un mismo nivel, o el dolor que se siente ante la muerte de un familiar o un ser querido; aquí hablamos del sufrimiento como primera premisa de vida, tan exaltado por personas que lo levantan como su carta de presentación, casi que se presentan diciendo: aquí estoy y sufro mucho. Presento tres premisas: 1.-La vida es una, 2.- Vive el día al máximo, 3.- se vive mejor feliz. Premisas que provienen de la cultura religiosa occidental, de la filosofía helenista, del posmodernismo que vivimos, y que nos hacen sopesar como inferior el sufrimiento, muy por debajo de sentimientos como la dicha y la felicidad. Pensando en tales cuestiones, por lo menos, si el sufrimiento es un requisito del vivir, entonces vivir no es tan dichoso, ya que queriéndolo o no, a todos nos toca beber de su amargo vino, luego, como es permitido dudar, me parece que no tiene ningún sentido prolongar el sufrir en tanto que valor de vida o carta de presentación. Yo mismo he sufrido, he visto el dolor en carne propia, he acompañado a amigos en momentos muy duros, y más allá de forjar un carácter de fortaleza, nada me ha quedado, la desilusión del que pinta un trazo que se lleva el viento o el saber que se ara en el mar, la sangre y el silencio no son buenos acompañantes de la vida en tanto que ferviente, única y abierta al alcance de la fe, o del que no tenga fe, dentro de los límites de la etapa vital que tanto para unos como otros, debe ser vivida intensamente, buscando dejar un legado para las próximas generaciones.

domingo, 29 de junio de 2014

des-comprometiendo

En esta civilización ha surgido una forma de "valor" que provoca no pocas amarguras, porque su extensión es tal, que cuanto más grande más ahoga, y sin embargo su efecto narcótico nos hace concentrarlo cada día más, se trata del "sobre-compromiso". De ninguna manera se habla aquí de una tendencia anárquica de la existencia humana, ya probada en la antigûedad por los "Cínicos"(antiguos filósofos que practicaban el sensualismo como forma de vida y el subjetivismo individual como distinción de su pensamiento)y que poca profundidad posee; lo expresado aquí va de la mano a una posición más sincera de la condición humana, debido a que la existencia de cada persona es muy simple, lo complicado lo coloca cada pensamiento ajustado a un compromiso, sobretodo con otros. Un compromiso es un pacto honesto, pero también es definido clásicamente como "un acuerdo formal en donde una persona se obliga a cumplir algún término propuesto como acuerdo", y debido a que la palabra dada a otra persona tiene mucho peso ético, nos ha parecido que multiplicar estos pactos nos hará más honorables o exitosos, siendo todo lo contrario. El sobre-compromiso es un empeño que se hace de la propia vida para ponerla en manos de otras personas que no entienden bien lo que puedes o no puedes hacer. El sobre-compromiso es una cualidad de quien no sabe cómo ser acertivo, de quien no ha aprendido a decir que "no" ante lo que quieren decir que "no", el sobre-compromiso es el martirio de quien soporta todo, hasta que le hagan una radiografía de su alma, con tal de salvar la reputación, el sobre-compromiso es una mentira disfrazada de buenas intensiones que siendo tan "buenas" son capaces de secar toda la intimidad y creatividad que cualquier persona a lo interno necesita. Es una esclavitud con máscara de bondad y alta moral, que ni es bondadoso y ni tan moral. En el ámbito cristiano, Jesús De Nazaret, lo entendió muy bien, él al ver a sus coterráneos llenos de mandamientos colaterales a los dados por Moíses (613 submandamientos para observar a diario) lo explicó asi: "Amarás al Señor con todo tu corazón y con toda tu mente... y al prójimo como a ti mismo... toda la ley se fundamenta en estos dos mandamientos" Mateo 22, 37-40. Jesús lo sabía muy bien, no había que sobrecomprometerse porque en el camino se perdía el rumbo entre la vigilancia del cumplimiento y la meta señalada, siendo lo más importante la meta señalada y no la vigilancia estricta legislativa. Porque es muy cierto que se puede perder el rumbo en algunos momentos, pero eso no significa que se pierda el destino si está demarcado con la intensión. Las leyes son necesarias para alcanzar las metas, pero las leyes son herramientas, el compromiso es necesario para consolidar caminos a cruzar, sin embargo, el exceso de compromisos, en cierta forma, desvían de la meta deseada.

domingo, 6 de octubre de 2013

Enséñanos a orar

Muchas personas se hacen siempre esa pregunta: ¿cómo orar? y hace tiempo atrás un grupo de hombres le hicieron esa pregunta a Jesús de Nazareth y Jesús Les enseñó, sin embargo pasó el tiempo y lo que fue una lección magistral de elevación de la mente a Dios lo convirtieron con el tiempo en una fórmula de rezo obligado, a tal punto que un niño una vez se asustó de escuchar rezar a su padre al oírlo decir: .... y líbranos del malamén! Es necesario recuperar una forma de oración propia de nuestras necesidades de "sentir" de "creer". Existe un método muy eficaz para sentir y creer, no proviene de las altas cumbres del saber o de la mística aplicada, se trata de un gesto sencillo: abrazar! Abraza a tu familia en la madrugada cuando el deber te despierte, abraza a tus hijos, abraza a tu esposa, abraza a tus padres, a tus hermanos, a tu acompañante, abraza y encomienda a Jesús tu día desde la fuerza del abrazo. El abrazo nos acerca, nos llena de fuerzas, nos brinda la fuerza que se pide en la oración para ser mejores, el abrazo brinda la bendición de la cercanía y la certeza del amor que proviene de Dios y es entregado en nuestro hogar. El método es muy sencillo, simplemente abraza, puedes pensar en un versículo de la Biblia, o piensa en que de tu interior brota todo el amor que quieres dejar en tu hogar para que sean resguardados a lo largo del día.

viernes, 16 de agosto de 2013

¿la bondad humana?

El lazarillo de Tormes se exclamó: ¡cuantos debe de haber en el mundo que huyen de otros porque no se ven a sí mismos! y es que puede ser tomada de premisa de vida al salir a la calle donde se cruzan todas las personalidades, la calle como la nueva ágora, viene a ser el lugar del encuentro o del desencanto, de manera que que ante las dos posibilidades mencionadas, llega una pregunta fundamental, si somos seres de encuentro o desencanto ¿donde queda la bondad absoluta humana? Mucho se ha hablado de la bondad de los seres humanos tal como lo expresa Rene descartes al decir: "El bien que hemos hecho nos da una satisfacción interior que es la más dulce de todas las pasiones" otros muchos han hablado de la maldad absoluta de los seres humanos, así se lo preguntó Gilbert Keith Chesterton: "¿Es usted un demonio? Soy un hombre. Y por lo tanto tengo dentro de mí todos los demonios" Nada humano nos debe asustar, a manera de una breve guía sobre este tema, cabe decir que, en cuanto a naturaleza humana, la bondad y la maldad se mezclan, otros piensan en que la gracia y el pecado hacen carne en lo humano, aquí sólo intentamos ver la multiplicidad de reacciones y múltiples facetas que hacen vida en el plano humano, no hay nadie tan bueno que regale sus bienes ni nadie tan malo que no comparta aunque sea uno de ellos; no existe alguien tan malo que solo piense en la aniquilación del otro, ni nadie tan bueno que no espere nada a cambio, por lo tanto somo una mezcla, somos humanos, y ni nosotros mismos nos podemos asombrar de lo capaces que podemos ser tanto para el bien inmenso que podemos hacer como para la maldad que podemos desarrollar en un momento determinado. Somos seres en pleno proceso de conocimiento propio, somos hijos de las decisiones diarias, nuestra bondad o nuestra maldad depende de una elección consiente, entonces cabe determinar que más que seres buenos o malos, somos seres consientes. sin duda alguna en nuestro patio vital se pasea la bondadosa oveja y el malvado lobo, juntos!

domingo, 9 de junio de 2013

al rescate de lo bello

la belleza de las cosas nos ocupa, y es una de las dimensiones que estamos perdiendo en medio del pragmatismo de nuestras relaciones diarias, y como la vemos en peligro de extinción es justo y necesario que la rescatemos, en tanto que la belleza es el adorno de lo humano en frente de lo caótico o feo que puede generar lo humano también. De lo humano se genera la belleza y la fealdad, depende de nosotros generar uno u otro aspecto, por lo tanto nos llama la atención que lo bello pierde espacio en nuestro interior y por lo tanto nos desarreglamos exteriormente, no sólo hablamos de formas físicas sobre lo bello o feo, sino en dimensiones no tangibles como el habla y los pensamientos. ¿Cómo entender la belleza? como aquella dimensión de nuestra humanidad que lleva a armonización de todas nuestras dimensiones para formar un todo agradable a nosotros mismos y a los demás. La belleza en el hablar: somos los hijos de lenguas poéticas como el griego y el latín, hijos de versos que nunca olvidaremos como: Vivat nostra societas, Viva nuestra sociedad vivant studiosi, que vivan los estudiantes crescat una veritas, cresca la verdad floreat fraternitas, floresca la fraternidad patriae prosperitas. que la patria prospere. (Fragmento del Gaudeamus Igitur, tomado como himno de la universidad) NO se trata de hablar sin más, se trata de hablar adecuadamente sin perder el adorno de nuestro interior expresado en palabras, de ninguna forma se propone una debilitación de la masculinidad, se nos impone un rescate del respeto, donde la banalidad no le gane a la elegancia, donde la no-cultura le gane a lo culto, donde gane el mensaje con respeto. Al rescate de los pensamientos! ya que se dejan convencer muy rápido por imágenes del espectáculo y ha dejado de creer en la admiración por su propia cotidianidad que al fin y al cabo, es lo único que vive; somos hijos de lo cotidiano y fuera de lo cotidiano nada existe, luego, ¿qué buscamos fuera de lo cotidiano? fantasías abstractas llenas de cargas mentales que nos llevan a la estulticia o bobería. Al rescate de lo bello porque: .- de la belleza del habla surgen las buenas relaciones, la hermandad, el romanticismo. .- de la belleza de los pensamientos surgen la creatividad, se mata al ocio, se promueven los buenos momentos.

domingo, 2 de junio de 2013

la concordancia

Es una de las artes vitales más difíciles de lograr, y siendo una de las más difíciles se ha tratado de ocultarla, de tal modo que al ejecutar su acción implícita, se piensa en la concordancia como una de las tareas más complejas que tiene cada ser humano. En primer lugar: se entiende por concordancia a una característica de algunas lenguas flexivas capaces de manifestar la relación existente entre dos o más miembros de una cadena lingüística mediante la igualdad de ciertos morfemas gramaticales. En castellano actual concuerda en género y número el nombre con el adjetivo: las casas altas. Luego, por "concordancia" a aquella conformidad de coincidencia o armonía entre dos cosas, una especie de armonía interior y exterior de la persona. Concordia significa para nosotros, igual que para los romanos, acuerdo, unión de corazones, conformidad, aceptación afectuosa, armonía. Pero ya al pasar a los verbos concordar y acordar, creados en latín y presididos por el elemento "cor": corazón, dejamos a éste de lado y se quedan con el escueto significado de coincidencia, lo mismo que ocurrirá con la palabra concordancia. Ahora bien, la concordancia será aquella capacidad que tenemos para hacer vida lo que pensamos y pensar aquello que queremos hacer vida, sin caer en moralismos inhumanos, concordancia será aquella virtud de la honestidad con la propia humanidad en donde la vida en acción presente se ajusta a lo deseado por la mente; de tal modo que no fabriquemos una cuerda que sujete nuestras manos, sino que podamos crear una lealtad entre lo que somos y los que nos gusta ser.

domingo, 19 de mayo de 2013

felicidad

Mi abuelo siempre se despide utilizando la palabra: felicidad!, dice algo así: nos vemos señor Jesús... ok amigo, felicidad!. no utiliza la despidida común como "hasta luego" o "adiós", sino que desea felicidad. La palabra felicidad conlleva un profundo sentido vital; cabe destacar que definiendo al negativo, la felicidad no es: una carita feliz :) no es el exceso lujurioso de placer, no es el amontonamiento de riquezas monetarias, no es una película de final emocionante. Felicidad, es un concepto griego que nos lleva a pensar en la plenitud del ser, se expresa en griego común como: EUDAIMONIA. La eudaimonía es la plenitud del ser, destacando que la plenitud del ser viene expresada en lo que se es, y no en lo que se posee, y de esa forma lo pensó Aristóteles, ya que, el ser humano cree alcanzar la felicidad con riquezas; o con honores y fama; y otros creen obtenerla por placer. Concluye diciendo que no se alcanza la felicidad mediante ninguno de los cuatro caminos mencionados, sino mediante la práctica de la virtud de practica lo bueno y lo agradable, eso lo podemos leer en el libro: Ética para Nicómaco (libro 1). La reducción de la felicidad es la que nos proporciona la cultura totalitaria mercantilista en donde se nos vende que el más feliz es el que tiene más: mujeres, dinero, carros, éxitos deportivos, glorias financieras, negocios ilícitos, cuerpos esbeltos. La verdadera felicidad consiste en la alegría de ser quienes somos, en la concordancia de lo que pensamos con lo que hacemos, en la superación de las barreras y en el disfrute del Amor en todas sus expresiones. la felicidad se siente cuando somos dueños de nosotros mismos, la felicidad es sentir la tranquilidad de valernos de los bienes materiales sin descuidar los bienes espirituales, felicidad es el buen vivir o la buena vida entendida como virtuosa o centrada en el justo medio (como lo diría más tarde santo Tomás de Aquino). Felicidad es la meta que queremos alcanzar en cada una de nuestras acciones, la felicidad es la meta y algunos medios, note que decimos algunos medios, no todo los medios ya que, existen medios que desvían el camino hacia la felicidad. Erasmo de Rotterdam lo expresó mejor al decir:la felicidad consiste en resignarse a su suerte, a querer ser lo que se es.

sábado, 18 de mayo de 2013

el entusiasmo

Durante mucho tiempo hemos creído que todo los relacionado a la algarabía, festejos y caras felices es sinónimo de "entusiasmo"... Originalmente es entendida esta palabra como un fervor, una exaltación del ánimo, sin embargo hace falta seguir llegando hasta su sentido primordial para así poder vivir su verdadero poder. Su origen griego (enthousiasmos) habla de una inspiración divina, de un arrebato, de un éxtasis. Se trata de aquella sensasión que se apoderaba de las Sibilas, personaje de la mitología griega y romana, profetisas, inspirada en ocasiones por Apolo capaces de conocer el futuro. Sin duda alguna es una palabra cargada de fuerza positiva, se trata de llevar a "Dios por dentro", de tal modo que no es una mera y sencilla capacidad de sonreír; es una inspiración divina para asumir las labores cotidianas, es un ánimo sobrenatural que capacita a la persona a mirar con inspiración buena su presente y hacer lo mejor y más excelente para su bien. El entusiasmo es un empuje divino en el día a día para hacer las cosas muy bien.

domingo, 17 de marzo de 2013

sobre la muerte

En el libro de Fernando Savater: las preguntas de la vida, el filósofo español comenzó su recorrido sobre las preguntas más importantes de la vida, con la pregunta sobre la muerte, dándonos a entender que al vivir lo primero que nos preguntamos: y ¿por qué morimos? Si nuestra existencia la marca el Ser, el hecho que somo y que existimos, parece contradictoria que siendo la vida la marca de nuestras existencias, la muerte se abra paso en medio nuestro. Desde la filosofía de Heidegger hemos entendido a la muerte como la inevitable finitud que nos constituye. Esta finitud por su carácter óntico genera angustia pues aunque nos esforcemos por muchas cosas tenemos la conciencia de que, al final, nos reduciremos al no ser, a la nada de la muerte. La posibilidad de la muerte es angustiosa, pero a la vez permite que el hombre asuma responsablemente el sentido de su existencia. Algunos viven en la banalidad tratando de disipar la angustia de la muerte mediante los placeres y las distracciones. Estos individuos, según Heidegger, llevan una existencia carente de autenticidad, pero los que asumen la gravedad de la muerte comprenden que mientras viven deben dotar de sentido todo lo que hacen a diario. Esta vida con sentido, aunque difícil y en ocasiones dolorosa, es propiamente una existencia auténticamente humana. Venimos analizando el fenómeno de la muerte sin tabúes intelectuales, por muchos es entendida como el fin del ser potencial del hombre. La muerte es el fin de todo proyecto, o dicho de otra manera, todo proyecto se acaba con la muerte. Por consiguiente todo temor es temor a la muerte. La muerte es parte constitutiva de la vida del ser humano. Entonces, el fenómeno de la muerte no tiene mayor explicación hasta que empieza a ser entendido más como misterio que hecho racional. En tanto que racional, la muerte nos aborda, y cuando, por ejemplo, vemos la muerte de nuestros seres queridos, podemos ver que la nuestra se está posponiendo hasta que llega nuestro día. En tanto que misterio, la entendemos como parte del proceso vital, en palabras de Elisabeth Cûbler Ross: la muerte es el amanecer del alma... Pensamos que la muerte por su inetavilidad, le arroja un sentido superior al valor "presente" que vivimos y no al pasado mucho menos al futuro, dado que implica la conexión entre el vivir bien, la ética y la valoración con del ser en tanto que se desarrolla en el mundo y no en las atmósferas, la vida espiritual puede calmar la angustia sobre la muerte, pero la única solución ante la muerte es aceptarla como parte de nuestra vida y haciendo bien las cosas, o mejor dicho viviendo bien. quien ha sabido vivir... no le teme a la muerte. (Martín Valverde)

lunes, 11 de febrero de 2013

recomenzar

Si todo pareciera perdido o si las oportunidades parecen escasas, lo único que nos quedaría sería el latir de nuestros corazones, y esa sería la razón por la cual reconocer que nada está perdido, si tenemos el chance de "recomenzar". Los lunes se caracterizan por darnos la fuerza de reiniciar las cosas, todo puede ser posible, todo se puede mejorar, solo hacen falta por lo menos dos motivos: 1.- saber que nunca es tarde y 2.- reconocer mi propio potencial al cambio óptimo. ¿sufriste mucho? reinicia tu vida con lo aprendido. ¿Lloraste mucho? reinicia tu corazón limpio. ¿Sentiste rencor? reinicia tu capacidad de perdonar. ¿Estuviste solo? abre tus puertas. ¿Creíste que eras un fracaso? reinicia tu mejoría. Nos ha llegado el momento de reiniciar, de pensar en la luz, de encontrar alegría en lo más sencillo. un paseo, una nueva amistad, un peinado con maquillaje, un curso que mejore tus conocimientos. Mantenernos en lo positivo y luchar por alcanzarlo, sabiendo siempre que lo mejor está en nosotros y somos capaces de convertirlo en realidad, ser optimista es ser un esperanzado-en-acto. Todo reinicio es una limpieza de lo tóxico de nuestros pensamientos por las buenas acciones que resguardamos, nuestros tesoros (proyectos, tendencias al bien, alegría y el amor) deben ser defendidos del oxido de la maldad y de las amarguras. En nuestro corazón deben aprender a convivir el manso cordero y la astuta serpiente, deben equilibrarse en orden al bien propio, toda búsqueda de equilibrio es un reinicio que programa nuestra mente para sanar las heridas del día a día.

domingo, 20 de enero de 2013

irrealidades

El sueño de muchas personas es provocado muchas veces por lo que se promueve como la solución a todos los problemas, nos han quitado la vida real por la ficción, nos han quitado la "relación personal" por la "red social", nos robaron el "bienestar del amor" por una "tarjeta de crédito", nos quitaron el "corazón" y nos engañaron con "silicón". Es triste, sin embargo cierto, estamos viviendo tiempos en donde la lucha consiste en mantenernos en el campo de lo real frente a lo irreal infundido. Tenemos por lo menos dos causas: la televisión y la superficialidad en las relaciones. La televisión es la culpable de promocionar estilos de vida claramente ficticios: riquezas ganadas fàcilmente, estándares de belleza peligrosos, hiperactividad sentimental, sexo como ejercicio. Luego, la superficialidad en las relaciones, que se deriva de la televisión, nos invita a fijarnos en el entretenimiento frente a la bondad, nos invita a disfrutar por encima de respetar, nos llama a triunfar pero aplastando a miles... Dos condimentos más peligrosos que la comida de los restaurantes con la M gigante y amarilla. Las irrealidades que sufrimos son al menos 5: 1)la irrealidad de la belleza: maquillajes extremos, implantes peligrosos, cabellos artificiales, dietas suicidas; es lamentable ver como deprimen a mujeres saludables y las invitan a subirse al altar de los sacrificios quirúrgicos. 2) la irrealidad financiera: porque el mundo no lo maneja wall street, ni la compra-venta de dolares, ni los hoteles hilton, ni el índice standards and poors. 3) la irrealidad del sexo: nos quieren hacer creer que el tamaño de los miembros es proporcional al disfrute, y que la elasticidad es igual a la creatividad. 4) la irrealidad del éxito: colocando al consumismo como la tarea pendiente de cualquier exitoso, un día exitoso es igual a un día de compras desenfrenadas en un centro comercial, o la de ser el primero, dejando sobre los pies la sangre de los que se aplastaron en el camino hacia el triunfo. 5) la irrealidad religiosa: buscando a dios en frases vacías en las redes sociales sin ningún fondo moral que lo sustente, frases irreales como "te amo dios... comparte y te irá bien" intentan sofocar aquella voz interior que llama a un cambio de vida. la salud es más que un cuerpo estilizado, es el bienestar bio-espiritual de la persona en sintonía con su ambiente; las finanzas no son un llamado al egoísmo, sino al desarrollo de potenciales personales que tengan como fin el bien común; el sexo es una derivación del amor y no un ejercicio de gimnasio; el éxito es la alegría de vivir y no una corbata con traje y fraudes en los bolsillos; por último, buscar a dios no es llenar de cadenas fastidiosas las redes sociales, sino vivir con la mirada hacia la eternidad dejando de lado la maldad y buscando el bien.

sábado, 5 de enero de 2013

inoportunidades

Se denomina así al género de apariciones donde algunos seres humanos entran inoportunamente en la escena, por lo tanto, propondremos 10 mandamientos sobre cuando no se debe aparecer, así uno sea muy amigo del visitado: 1.- un lunes por la mañana, espera que sea la tarde. 2.- sin avisar y llamando a tu amigo desde la puerta de su casa. 3.- que siempre te aparezcas a la hora de la comida. 4.- borracho y despechado. 5.- a una fiesta donde no te pasaron tarjeta de invitación. 6.- riendo en un funeral. 7.- cuando no se conoce el nombre del cumpleañero. 8.- cuando no soportas las mascotas y los niños pequeños. 9.- diciendo que eres chavista en casa opositora. 10.- cuando tienes el olfato muy sensible y dices: uff huele a tabaco... jejejeje!

el fastidio

Tal cual la fiebre es un síntoma de una infección en el organismo humano, así es el fastidio para el espíritu humano, una señal que algo anda mal... Los filósofos de la antigüedad proclamaron al "asombro" como la condición por la cual los análisis a la naturaleza y por ende de la primitiva filosofía tenían su fuente en las mentes de los humanos. La filosofía comienza por el asombro, con ése enunciado Arístóteles asoma a las mentes de todos los tiempos en su “Metafísica”. Sin asombro no hay conclusión posible de los fenómenos que tenemos delante, los que deben tener explicación y una respuesta a las innumerables preguntas que pueden circular por nuestra mente El asombro es propio de los seres humanos, lo que inicia y decide. Sin asombro no se llegará a parte alguna. Sin él se estará a expensas de lo que nos cuenten, de los asombros tal vez de los demás. El fastidio también es una sensación propia de lo humano, no es maligna en muchos casos, se convierte en penosa cuando nace de nuestras relaciones personales y no por condiciones ambientales o de enfermedad propia, el fastidio es definido como: Enfado, cansancio, aburrimiento, tedio. Disgusto o desazón que causa la comida mal recibida por el estómago, o el olor fuerte y desagradable de una cosa. En ningún lado se ha definido como la sensación que provocan las actitudes de otros seres humanos y que a otra persona le desagraden. el fastidio es una enfermedad espiritual que afecta el corazón humano y lo endurece ante la espontaneidad del día a día, es decir, es un alejamiento de un "ego-superior" al frente de un "alter-inferior", es un racismo mental disfrazado. Por consiguiente, las olas postmodernas que arrastran un sin fin de mentalidades de nuestro tiempo han conducido a revitalizar una enfermedad mental-espiritual para crear una serie de personas con cara de "ajá sí" que nada sorprende y que nada aportan también. La no-sorpresa es una amargura enmascarada, el ocio existe y puede ser muy bueno en tanto que conduce a la ejecución de actividades placenteras, pero la continuación exagerada de ocio ha derivado en fastidio, en aquella expresión separatista humana en donde "los fastidiados" se alejan de los "humanos" a causa de su ingenuidad y caras de asombro en distintas circunstancias. Es mejor ser un tonto asombrado del día a día, que poner cara de bloque ante la vida diaria, es mejor decir: que bueno!!! a decir: nooormal.

domingo, 16 de diciembre de 2012

un año caminando juntos

Uno de mis más grandes decisiones, fue la de tomarte como esposa, y ya tenemos un año juntos y muchas experiencias que contar; porque permanecen muy frescos en mi memoria todos los preparativos de nuestro matrimonio: el curso pre-matrimonial, el alquiler de nuestra primera casa, la compra de nuestros primeros artículos domésticos, pero todo eso son cosas materiales, de nuestro primer año juntos me quedan tres experiencias impacto en mí sencilla vida: 1.- Lo que comenzamos con una temerosa cena en Cabimas donde por primera vez hablamos de nuestros sentimientos, ha derivado en que ahora cenamos juntos todas las noches. 2.- Ciertamente reconozco que no soy el mejor partido del mundo, pero me hace muy feliz la idea de saberte mi esposa, la que elegí, me recuerdo de la Misa el día de nuestra boda: "Ten compasión de nosotros, Señor, ten compasión de nosotros. Que los dos juntos vivamos felices hasta la vejez" Tb 8,10. 3.- Ahora en nuestro primer año, hemos experimentado las laboras diarias de María y José en sus preocupaciones por atender al niño Jesús, es un sentimiento muy grande saber que en medio nuestro se encuentra desde hace un mes, nuestro hijo Mathias Alfonso, quien con su horario nocturno me ha hecho comprender que soy del mismo club de San José (de los padres que se esfuerzan por sus hijos)y me ha hecho amarte más por tanta paciencia que nos tienes. También se debe a la providencia que pasemos nuestro primer aniversario juntos, y quise dejar estas cortas palabras a voz en cuello,para dejar un recuerdo de esta bonita fecha, amo a mi esposa Yirllys de Jesús y a mi hijo Mathias Alfonso.

martes, 4 de diciembre de 2012

preguntas al atardecer

Al atardecer de nuestras vidas muchas serán las preguntas que nos haremos a la luz cálida de nuestra soledad, porque, al atardecer de nuestras vidas por muchas personas que tengamos a nuestro alrededor, llegamos de uno en uno. No quiero hacer un post triste, quiero que sea realista, y lo llevaremos a la calma que se experimenta en cada atardecer, como el atardecer de los domingos: silencioso y lleno de tranquilidad hogareña. Son tres preguntas de muchas que nos podemos hacer de forma personal, son cuestiones a las que ninguno podemos escapar, claro teniendo conciencia clara de cómo vivir, y del mismo modo citando al cantante católico Martín Valverde: ... quién ha sabido vivir, no le teme a la muerte. En el encuentro propio al "atardecer" será con nuestra propia profundidad en el amor, y surgirán tres preguntas: 1.-Amaste?(llenaste de alegría en algún momento a tu familia, padres, hermanos, esposa e hijos... recuerdas las caras de felicidad?) 2.-Trabajaste? (te esforzaste por construir un mundo mejor desde tu metro cuadrado? construiste el bien? sudaste por ser más humilde y generoso?). 3.- Creíste? (que Dios era la fuente y la llegada de tu vida) siendo más sencillo, al final del día lo único que nos llevaremos son aquellos momentos donde ganó el Amor.

tú=yo

la nueva dinámica mundial nos exige cada vez más que cambiemos dos particularidades humanas y las hagamos "más humanas", valiéndonos de la repetición para caer en cuenta sobre dos realidades clave: 1.- Un lenguaje propicio para la bienvenida y no para el rechazo; 2.- Una posibilidad de ser espejos con los otros. Volver al lenguaje de la cordialidad, al lenguaje propio del acercamiento y no del rechazo, al lenguaje del entendimiento y del dialogo y no el de la discordia o el fingimiento. El rescate del lenguaje cordial y la fase humana de primer orden para aceptar a los otros como iguales, ya no hay divisiones de ninguna índole, se trata de acercarnos al núcleo de lo que somos todos, seres humanos... capaces de pensar, trabajar y amar. La cordialidad expresada en lenguaje es la capacidad que tiene la mente humana de aceptar y expresarlo en palabras que propicien el acercamiento y no el rechazo. Palabras expresadas con las manos abiertas: ven, acompáñame, te enseño, no te preocupes, estamos contigo... Del mismo modo, el personalismo de nuestro siglo, nos llevará a ir más allá de nuestros planteamientos, ahora deben ser teorías-aplicadas, donde la bondad sera la aceptación-en-acto, lo que seria igual a afirmar que, los actos bondadosos serán la expresión de la nueva humanidad que no termina de superar los clasismos y las diviciones en general; los actos bondadosos será el fermento de cualquier "nueva sociedad" y a nivel interno, de "una nueva persona". Los actos bondadosos son: mirar con atención al que habla, tocar con respeto al otro recordando que todos los seres humanos sudamos y ninguno se escapa a esa posibilidad, ni a la posibilidad de querer ser atendidos. Los actos bondadosos tienen la dualidad que los podemos dar y recibir, por lo tanto es un toma y dame de bondad lo que necesitamos a nivel personal y social. Ningún ser humano es superior a otro, todos poseen las mismas posibilidades, no así las mismas oportunidades (acotación a cambiar). Todos somos dignos de respeto y tolerancia. Hay que recordar que las lágrimas y el color de la sangre es igual en todos. El mundo fue diseñado para vivir en familia, no para dividirlo en clases. Hombre y Mujer son humanos.

jueves, 27 de septiembre de 2012

bio-gustavo, el padre sereno.

Es muy cierto, hay que hacerle homenaje escrito en vida a las personas que se quieren, y eso pretendo hacer con el Padre Gustavo Liscano, dado que, es muy bueno elogiar en vida deseando mucho bien y no, esperar el momento de la muerte para hacer estas cosas. El género biografía, suele ser muy extenso, dado que se hacen sobre personas mayores o de siglos atrás, aquí sólo busco resaltar algunos aspectos de la vida de éste sacerdote que apenas arranca su ministerio en la Iglesia Católica. Para ser bien exhaustivo, debo comenzar diciendo que él es el segundo hijo del amor de Mariza Castro y Teófilo Liscano, y sus hermano son Hender y Susana, ya ambos le han regalado el cariño de dos sobrinas: Mariana y Ana Sofía, respectivamente. Se puede declarar y sin el más mínimo error, que de sus padres adopto dos características primordiales, la tranquilidad de Teófilo y la astucia de Mari. Ha vivido en los antiguos campos de Lagunillas y con la primera movilización de habitantes dado el problema de la subsidencia, actualmente vive en Inamar, Ciudad Ojeda. De sus estudios conocemos que se formó en la escuela Carlos Emiliano Salón y culminó su básica en la "negra Matea", y el bachillerato en el liceo Domitila Flores ambos del municipio Lagunillas y un breve paso por la Universidad del Zulia. Bastante joven formó parte de una muchachada que se reunía en el recién construido templo Divino Niño de Ciudad Ojeda, cuyos fines eran el canto, el servicio en el altar y la pastoral de calle como la evangelización casa por casa. De ese modo conoció al Señor Jesús, y el mismo le interpeló en su vida convocándolo a su servicio como su sacerdote, decisión que le llevó dos años madurar. Su paso en el seminario se puede resumir así: Seminario propedeútico 2004-05, filosofía 06-09, teología 09-12, es licenciado en esas dos áreas del estudio y está certificado por la Universidad Cecilio Acosta. El día sábado 15 de septiembre del 2012 recibió la ordenación sacerdotal por manos de su Obispo William Delgado, en su misma parroquia de origen, el templo Divino Niño, y su primera misa fue el Domingo 16 a las 10am. En su caminar, hasta el momento destaco dos rutas que aunque iguales en distancia y finalidad, sin embargo son muy distintas en sentimientos. En la mañana de Pascua del miércoles 15 de abril de 2009 caminamos desde su casa hasta su parroquia con el ataúd de su padre en hombros, ese día cantamos el gloria más triste que hemos escuchado en la misa, y le dimos cristiana sepultura y descanso eterno a su padre Teofilo. En la mañana del domingo 16 de septiembre de 2012, caminamos con un grupo de vecinos y de seminaritas que lo cortejaban, vestido de sacerdote para que celebrara su primera misa; en la primera caminata íbamos tristes, en la segunda contentos, en aquella enlutada mañana iba Mari abrazada con él, en esta nueva mañana iba Mari con traje de gala saludando a sus vecinos y muy contenta, Gustavo caminaba en una procesión. Para finalizar y no hacer más extenso esto y no cambiar su estilo, afirmamos que es un hombre bueno, que cree en la misericordia humana, que aunque no es muy extremo en sus sentimientos, ha hecho de la tranquilidad y el silencio su clave para progresar en la comunión con Dios y sus hermanos, no es perfecto ni mucho menos un ángel, es un simple ser humano que simplemente es feliz celebrando la Misa y hablando de Cristo siempre. Su cumpleaños se celebra cada 8 de septiembre, le gusta coleccionar barcos, libros ilustrados como enciclopedias, los zapatos Rossi*, usa poco las redes sociales, ama imitar a sus compañeros y personajes famosos, canta muy bien el gregoriano.

viernes, 14 de septiembre de 2012

aleja tu orgullo interior

Uno de nuestros últimos enemigos interiores a vencer es el propio orgullo, escondido siempre en lo oculto de nuestras intenciones. leyendo la Biblia conseguimos un gran ejemplo: Pero la mujer insistía, corrió tras él, se postró y le suplicaba “Señor, socórreme” Jesús dijo: “no está bien echar a los perros el pan de los hijos” pero ella le contestó: “tienes razón, Señor, pero también los perros comen las migajas que caen de la mesa de los amos”. Alejar el orgullo interior es librar nuestra intención de toda pretensión de alabanza y de aplastar a otros con las victorias propias. Es alejar de nuestra vida la capacidad que tenemos todos de echar en cara cualquier cosa que poseamos a quien en el pasado pudo haber creído que no lo podíamos lograr. Es vivir con la alegría y no alegrarme por la desdicha de otros. Es triunfar y darle gracias a Dios, y no aplastar a otros con mi triunfo. Es ser humilde y creer en mi humildad hasta el final, no es evitar sacar las garras de la venganza en determinado momento (evitar ser lobo con disfraz de oveja) el orgullo interior es la última barrera que debemos vencer para ser bueno a todo nivel, el orgullo interior son las reservas que nos hacen desconfiados, está comprendido por palabras hirientes como "viste, ahora no necesito de ti", "ahora yo estoy arriba y tú abajo" El orgullo interior es una amargura camuflajeada en medio de todas nuestras buenas acciones y que muchos podemos tener en nuestras intenciones, en nuestro pensamiento, y que es el último obstáculo para ser felices sin importar en medida alguna la opinión que podamos fundar en los demás, alejar el orgullo interior es ser felices en sí mismo y no ser felices en otros.

miércoles, 29 de agosto de 2012

la mejores palabras no se dicen

"La felicidad consiste en hacer el bien." Aristóteles Porque somos capaces de hacer la mejor acción caritativa, o la peor de las canalladas, y en ese punto todos somo idénticos, tanto el mas santo puede hacer el mal o el más cruel ser humano puede abrirse al amor. Se trata de alejar los prejuicios y los juicios en sí sobre las personas, de modo que podamos acercarnos de verdad sobre aquellos que están a nuestro alrededor, no por sus méritos personales ni honores, sino por su simple y grande humanidad. Es saber que la canallada que se comete a nuestro lado la podemos vencer a fuerza de bien sobre los canallas, y que la bondad de algunos la podemos extender sobre otros que la necesiten. No merecemos pronunciar sentencias de "no haré eso jamás" cuando tenemos todas las posibilidades de hacer el reprobable hecho con igual o mayor vehemencia que la juzgada por nosotros. Significa que debemos guardarnos el papel de jueces y empezar a ser hermanos, debemos dejar de lado los esquemas sociales (alto, medio o bajo; blancos o negros) y empezar a crear familias que se ayuden a salir de los problemas, y evitar caernos a juicios llenos de malicia justiciera en donde lo mas evidente es que los demás son culpables y que uno brilla con una santidad sin igual. No decir las mejores palabras, que en este caso son la peores palabras que podemos pronunciar sobre personas, es llegar a la certeza de relacionarnos sin la barrera del juicio o mejor dicho, poner a la persona en alto y por debajo lo que ellos o ellas pueden hacer o decir.

viernes, 3 de agosto de 2012

ser buena gente no buen cómplice

"La caridad no se practica solo con el dinero. Podéis visitar a un enfermo, hacerle un rato de compañía, prestarle algún servicio, arreglarle la cama, prepararle los remedios, consolarle en sus penas, leerle algún libro piadoso" (Santo Cura de Ars) Un buen propósito es ser buena gente, entendiendo por "buena gente" una persona que hace el bien a los demás, como la popular frase de Miguel Angel Landa: hacer el bien, sin mirar a quién. Sin embargo hay que hacer una distinción muy propia de nosotros, porque hasta para hacer el bien hay que tener cuidado en cuanto a qué tipo de bien estamos haciendo. Resulta que en una conversación sobre qué es ser cristiano escuché dos versiones de hacer el bien y sobre las cuales hay que hacer una seria distinción, la siguiente: hacer el bien ayudando a una persona a resolver una necesidad concreta como saciar las ganas de comer, o regalar un par de zapatos a quien no tiene; y otro tipo de "hacer el bien" es regalar licor a un borrachito en la esquina para que siga con su rumba perpetua, o regalar dinero para que alguien siga inmerso en el mundo de las apuestas, o hacer el gran regalo de un manojo de cartas para que nuestros amigos de la cantina nunca se vayan y sigan jugando cartas, en fin cosas similares. Lo cierto es que es muy acertado hacer el bien y ser bueno, pero en orden al bien mismo. No es bueno hacer el bien para que las personas sigan encharcadas de vicios. No se es buena gente si un narcotraficante en su afán de ser bueno regala un kilo de droga a algún adicto para que deje de molestar, o regalar una botella de licor a un alcohólico, o dinero a un empedernido apostador. El mejor bien es el que conduce a la felicidad y que proporciona bienestar a su alrededor. En el mundo cristiano tenemos 7 claves concretas para hacer el bien apuntando a la felicidad: Dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, visitar a los enfermos, asistir al preso, dar posada al caminante, sepultar a los muertos. De ninguna manera hay que ser cómplice de la extensión de los vicios de las personas, lo más acertado es procurar el bien hacia la lejanía de los vicios como tal. Entonces, hay que hacer el bien mirando a quien se lo hacemos y que sea en orden a su felicidad y no a su entierro como ser humano.
"Porque tuve hambre y ustedes me alimentaron; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Pasé como forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver" (Mt 25, 35-36)

viernes, 6 de julio de 2012

la cultura de los refranes que nos afianzan en errores.

El proverbio es lo que entendemos en Venezuela como un "refrán", el cual es un tipo de paremia, un enunciado sentencioso. Otros enunciados sentenciosos son:adagio, máxima, sentencia, aforismo, frase proverbial, apotegma. Mucho decimos y sentimos y lo ponemos a viajar en medio de las voces populares. Existen refranes que despiertan lo mejor de nosotros, mientras que a la par dee estas frases animosas, existen otras que nos sirven para justificar mediocridades y que en in, no nos sirven de mucho; hoy queremos hacerle un homenaje a los refranes que consideramos "negativos" ya que sólo buscan justificar acciones mediocre que necesitan el mínimo de aceptación y que cuando suena el refrán sólo se escucha: ¡viste yo te lo dije! y se echa andar la tiranía. ENTRE BROMA Y BROMA LA VERDAD SE ASOMA: dicho popular de origen español andaluz, que en Venezuela tiene una aplicación canina (jugando y jugando lo m... el perro) y que se utiliza para ir asomando intensiones viles o que faltan a la caridad para ocultar sentimientos de rabia, envidia y rechazo hacia otra persona. LA MUJER ES FUEGO, EL HOMBRE ES ESTOPA, Y EL DIABLO SOPLA: ésta es considerada la matriz básica del inicio de cualquier relación de infidelidad matrimonial, o la base teórica para llevar una vida de pica flor o de flirteo en donde tanto hombre como mujer se establecen así mismos como instrumentos de la simple ignición que muchas veces es más que accidental, provocada. LO QUE ES IGUAL NO ES TRAMPA: condición "sine cua nom" mediante la cual se establece una venganza o se mantiene una cultura de robo dentro de empresas u organismos del Estado, por medio de esta base se establece una cadena de males inimaginables. esta muy de la mano con una frase hermana "Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón", sólo que ésta última tiene un elemnto mayor, una base teológica que explica que Dios mismo desde sus santos cielos es capaz de perdonar y mirar con agrado a ese hijo o hija suyo que está haciendo justicia al no dejarse robar, por medio de otro robo... que bendición tan grande! DONDE MANDA CAPITAN, NO MANDA MARINERO: indicativo categórico según el cual el que manda o guia un grupo, jamás podrá aceptar que un bruto e inepto súbdito le haga nunca ni la más mínima observación HABLA HASTA POR LOS CODOS: es un eufemismo para catalogar a alguien como un inquieto hablador y fastidioso que no dice nada bueno. PUEBLO CHIQUITO, INFIERNO GRANDE: es un total desprecio a la localidad donde se vive, dado que se compara a las familias y sus comentarios sobre las otras familias como llamas encendidas y con olor de azufre. Se trata de una protesta ante la intromisión y omnisapiencia de todos los lo problemas de una localidad por la mayoría de las personas que ahí viven. YERBA MALA NUNCA MUERE: es el deseo de eternidad que se le hace llegar a personas que son muy audaces para robar, para ser astutos o pícaros en los negocios, donde son capaces por su virtud, de vivir eternamente. Hay muchos refranes más!!!

escucha a quienes te corrigen

Somos muy tercos para aprender y para recibir corrección, y aunque parezca una misión imposible el aceptar esas realidades duras, hay que hacerlo. es necesario que para todos los tiempos y para nuestra vida en sí, darnos a la tarea de aprender a escuchar a quienes nos corrigen. Por mucho que nuestros estudios sean superiores a los de nuestros padres o nuestros ancianos, no debemos desestimar sus opiniones que provienes de algo en lo cual nunca les podremos alcanzar, en la experiencia, la cual es intransferible en tanto que cada quien la obtiene de forma personal. La mayor honra que le debemos a nuestros superiores es la escucha, pero es necesario aclarar que muchas veces somos los que corregimos y otras veces, nos corrigen a nosotros, por lo tanto, a la hora que nos toque corregir: diremos la verdad sin que esté mezclada de ese venenillo de "hacer sentir mal al otro". Y cuando nos toque recibir la corrección, nos tocará: mirar de frente y calmar el inquieto corazón o intestinos para no estallar en protestas sino quedarnos con lo bueno.

martes, 26 de junio de 2012

tres cosas que debemos desaparecer

Para ser superiores, seres humanos en todo el sentido de la palabra, nos hace falta humanizarnos, sabernos tan humildes como el que tenemos a nuestro lado, y ciertamente para lograr ese objetivo hay que cambiar de mentalidad, y eso lo podemos hacer si, por lo menos erradicamos de nuestras vidas tres elementos perjudiciales, a saber: eliminemos el "racismo": somos la especie humana, sin división de colores, con las mismas capacidades, con diferentes estilos y culturas, con la misma alma que busca a Dios, tenemos que aprender a reconocer al hermano, al prójimo... "Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos" (Martin Luther King) Eliminemos la contaminación: tenemos que aprender a reconocer al planeta tierra como nuestra única nave de viaje, ya somos 7mil millones de seres humanos que debemos regresar la mirada a nuestra única casa común, nos hace falta cambiar los hábitos de consumo, debemos promover verdaderas políticas de estado que tiendan a mejorar nuestras relaciones con el medio ambiente, es más fácil construir plantas de tratamiento para aguas que tanques de guerra, es más fácil caminar que andar en carro, el mundo necesita respirar, hacen falta más árboles que fábricas de artículos de belleza, hacen falta la siembra adecuada de alimentos sanos sin tantos aditivos químicos, es preferible tratar a la tierra como una hermana que como un producto... "El mundo es un lugar peligroso. No por causa de los que hacen el mal, sino por aquellos que no hacen nada por evitarlo" (Albert Einstein). Eliminemos el "aburrimiento": aquí tratamos de llegar al sentido de lo humano, no podemos dejar de lado el asombro por lo cotidiano, el aburrimiento ha hecho de este siglo un tiempo de "dependientes de lo tecnológico" y lo que no sea electrónico o con conexión a internet no tiene sentido, ya los seres humanos no miran la luna y las estrellas para hacer poemas, hemos dejado de lado los libros clásicos por frases cortas, hemos permitido que lo económico mande sobre lo espiritual. el aburrimiento es el cansancio o fastidio causados generalmente por disgustos o molestias, o por no tener nada que divierta y distraiga, es la existencia desprovista de sentido, cuando ya no queda nada por perder, nada a que temer. Quedan muchas causas por las cuales luchar, muchas personas por ayudar, el Reino de Dios necesita expandirse aún más, se puede llegar más alto, llegar más lejos y ser más fuerte. El aburrimiento es un desperdicio de humanidad, siendo la vida un tiempo propicio para el extremo aprovechamiento... Aburrimiento es dejar pasar el tiempo sin que te des cuenta que lo estás perdiendo. No es bueno para nadie mantener estas tres cosas vivas en nuestro tiempo, más allá de de cualquier imperativo para los demás, va para nosotros mismos.

viernes, 22 de junio de 2012

en la medida de la alegría

la gran base o medida de nuestro buen vivir está ligada a si estamos alegres o no, por lo tanto es justo reconocer el vuelo que esto proporciona para el entendimiento de nuestra vida. Podemos decir que no se trata de vivir bajo una especie de navaja moral, lo bueno y lo malo, sin descuidar esos aspectos claros, aunque parece más humano aún, apuntar hacia actuar conforme a vivir alegre. No Una alegría basada el la ligereza de acciones, ni en la burla al prójimo; aquí hablamos de la alegría que proporciona el buen vivir, siendo esta una consecuencia de hacer el bien desde uno mismo hacía los demás, lo podemos esquematizar así: 1) saber que los demás son humanos y que tanto ellos como yo nos merecemos respeto y buen trato, 2) que los más importante en la vida es amar y ser amado, 3) que sí amamos y permitimos que los demás amen, el clima de las relaciones será más cálido. La alegría es el placer de vivir, sin olvidar, por supuesto, que el dolor existe y las acciones malas o dañinas nos pueden alcanzar o pueden salir de nosotros mismo. Si la vida se nos plante en pro de conseguir la alegría en nuestras acciones, podemos reconciliarnos con la vida misma y comenzar a respirar el aire fresco de la esperanza, que es la que nos permite vislumbrar el horizonte impidiéndonos bajar los brazos. La alegría es contagiosa y tiene un efecto de bumeran sobre las personas, de tal forma que el entusiasmo y las ganas de vivir, logran vencer los desánimos provenientes de las acciones malas, de las peleas, de la muerte. la alegría la encontramos cuando: alabamos desde temprano a Dios, cuando forjamos metas diarias de hacer el bien sobre alguna persona, cuando propagamos el respeto (no el distanciamiento)cuando damos el máximo en cada tarea, cuando brindamos amor. La alegría acelera los procesos de curación, cicatriza más rápido las heridas, mejora las relaciones, favorece los vínculos, nos hace felices y nos permite ver el lado bueno que tienen todas las cosas.

martes, 15 de mayo de 2012

el mundo sin nueve cosas

el popular libro de Allan Weissman: El mundo sin nosotros, le ha despertado la imaginación a muchas personas, por todo el mundo se han hecho ensayos sobre qué quedaría en el mundo una vez que nos fuéramos, según este autor sólo quedarían algunas grandes estructuras en pie como puentes, templos religiosos, edificios y los restos de la energía nuclear. Pues bien, ahora más concretamente en esta vida nuestra también veremos desaparecer algunas cosas, veamos cuáles serían: .- El cheque, por las modalidades de pago con tarjetas y pagos vía web. .- La oficina de correos, tal como Blockbuster, ya muy pocas personas dependerán de esperar correos físicos. .- Los diarios, las personas en tendencia creciente prefieren leer los titulares en tiempo real. .- El uso de los libro, es lamentable, quedarán en museos-bibliotecas. .- El teléfono convencional, el celular será el rey absoluto de ese campo. .- La música, ya sólo quedara reservada para espectáculos, no para la venta, ya que la piratería web ha hecho su parte. .- La televisión por cable y sus canales, ya que se prefiere ver lo que uno quiere y no lo programado por otros. .- La cámara fotográfica y los equipos de sonidos con cd's, por celulares integrales con alta definición en sus lentes y sus cornetas pequeñas y potentes. .- La vida privada, la proliferación del GPS tanto en carros, celulares y hasta tarjetas de crédito, junto con las crecientes redes sociales, harán que poco a poco lo íntimo desaparezca.

sábado, 12 de mayo de 2012

amor o apego

Es un gran dilema hablar sobre esto, porque se ligan con facilidad y para dividirlos hace falta una precisión quirúrgica, y hace falta entrar en acción. Del amor lo principal que hay que decir es que se trata de una entrega y de un acto de la voluntad, amar es querer hacerlo, es conciencia de entrega hacia lo amado, y por sobretodo es dar lo mejor que tenemos para que lo amado florezca, sin duda alguna la gran clave es "entrega generosa", el amor es una experiencia fontal, que nos marca para siempre y nos nutre para la eternidad. Amar es dejarse amar primero por Dios, es cubrir de bienestar y felicidad a lo amado (familia, espos@, seres amados en general como algunos amig@s) y por último es crecer, ser libre de cadenas para adentrarse en el mar de caridad. El apego podrá ser una de las enfermedades más difundidas de nuestro siglo, consiste en succionar la vida del otro de tal forma que la otra quede seca y la mía sea una insaciable consumidora de personas. Apegarse fácilmente se le llama amor en estos tiempos, cuando por el contrario tiene más de egoísmo y de maldad que de bondad y querer. El apego tiene las siguientes caras: .- se presume amor, pero no hay entrega, hay reservas delicadas, lo que interesa es que se vea temporalmente la cara bonita. .- se presume ternura, pero sólo se trata de "control", de dominio de un territorio-persona. .- se presume atención, pero sólo se trata de acondicionar la vida del otro a los intereses de la mía. .- se presume comprensión, pero se termina hablando de mis dificultades sin escuchar las de la otra parte La mejor figura natural que representa al apego es un árbol de eucalipto, el mismo crece y crece y toma alturas impresionante, pero a su alrededor no ha dejado que nada crezca, no hay ni árboles ni cesped a sus pies, e internamente absorbe más cantidad de agua que sus árboles vecinos, destacando que la razón por la cual nada crece a su lado es, sencillamente porque los deja sin el vital líquido, nada crece no porque externamente sea imponente, sino porque internamente absorbe hasta lo que le haría falta a las pequeñas plantaciones. El amor sencillamente es como un tranquilo río que a su paso genera vida. "El amor sea sin fingimiento, aborreciendo lo malo y adhiriéndoos a lo bueno, amándoos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros" Romanos 12,9

martes, 1 de mayo de 2012

cuida tu jardín (indicadores de infidelidad)

Lo cierto del caso que cuando estamos pendiente de nuestro jardín, ningún insecto podrá saltar sobre las rosas y delicadas ramas que lo adornan. Aplicado a la vida sentimental, nuestro jardín es nuestro corazón compartido, y de lo que se trata aquí es de valorar en la justa medida, la necesidad de cuidado que tiene, y que mejor entonces que determinar al mejor estilo de nuestro blog, cuales son aquellos indicadores que nos harán sonar las alertas en caso de alguna invasión de insectos en nuestro jardín, o mejor dicho, conozcamos los indicadores de la infidelidad. No los inventé yo, los ha explicado magistralmente el psic. Walter Riso, y de él lo hemos sintetizado: 1.- Lejanía afectiva: antes era cariños@ y ahora no... es tolerable algún día más que otro, pero si pasan tres años y no existen señales de cariño, nadie puede decir que te quiere y no te lo demuestra, mala señal. 2.- Frialdad sexual: ya el núcleo de la intimidad no es atrayente, se ha perdido la creatividad y todo parece lo mismo pero con menos frecuencia. 3.- Preocupación excesiva y repentina por la apariencia física: No se trata descuidarse, sino más bien de hacerlo excesivamente pero sin pensar en la pareja, es decir, hacerlo sin decir ¿te gusta más así cariñ@? 4.- Cambios de rutinas: antes siempre estaba el ser amado para la cena, pero ya no, de repente ha salido un continuo sobretiempo laboral. 5.- Llamadas telefónicas extrañas: llamadas que se necesitan contestar a solas y que nunca aparecen en la lista de llamadas recientes del móvil, los amantes se necesitan a toda hora. 6.- Uso exagerado de las redes sociales: todo el día postean por sus redes, mensajes y canciones que hay que ponerle bien el ojo para analizar sus delicadas y muy dicientes letras. Correos y acceso a redes sociales con clave estrictamente confidencial. 7.- Mentiras y contradicciones: historias sin fin para justificar todas las anteriores... 8.- Problemas existenciales: depresiones infinitas, los infieles apelan a sentirse mal, pero la pareja nunca sabe por qué... "me quiero encontrar a mí mismo", eso se traduce que te quieren quitar, que eres un estorbo. 9.- Criticar lo que antes se admiraba: antes todo eran interminables coincidencias, ahora todo es motivo para discutir. 10.- los clásicos: perfumes extraños, regalos inesperados, gastos excesivos, amigos que nunca se llega a conocer. Tres palabras: tranquilidad, creatividad y divinidad. La tranquilidad la ofrece el cariño y decoro en toda circunstancias para con el ser amado, creatividad que con el paso de los años los lleve a enamorarse más desafiando a la terrible monotonía, y divinidad, ya que sin Dios ninguna relación de amor se puede mantener, porque lo físico y creativo puede existir pero la conciencia bien formada en buscar el bien del uno como de la otra en torno a la consecución de la felicidad es una tarea para toda la vida, y la flor que Dios sembró que no la pisotee cualquiera que pase saltando cercas.

viernes, 13 de abril de 2012

¿creemos en extraterrestres?


Todos los canales de documentales nos bombardean con sus argumentos tan espectaculares y sus invitados, nos hacen ver que todo lo que los seres humanos han hecho, no han sido obras del ingenio humano sino del impulso de amigos del espacio exterior.
Una pregunta con dos matices: los extraterrestres existen? la Iglesia Católica que dice al respecto?
1.- Los extraterrestres si pueden existir, siempre tenemos datos como este: Los científicos de la Universidad de Edimburgo afirman que existen en la Vía Láctea al menos unos 40.000 planetas aptos para la existencia de vida extraterrestre. Ese número es el resultado de un análisis estadístico efectuado mediante un software especial, que ha tenido en cuenta los datos conocidos de nuestra galaxia. ¿Qué tan creíble es un análisis de esta clase? Por ejemplo, una atmósfera para desarrollar vida como la nuestra solo necesita nitrogeno y oxigeno y eso abunda en el universo, además si buscamos la opinión de un premio Nóbel como Georges Smoot, entenderemos que: "existen cientos de millones de galaxias con sistemas similares al solar", "es muy probable la vida fuera de este planeta".
Según este catedrático de la Universidad de Berkeley, "hay mil millones de galaxias y cada una de ellas puede tener mil millones de estrellas y un 10% de ellas pueden contener planetas y, por tanto, las probabilidades de que haya vida son bastante altas. Grandes posibilidades sin duda alguna de conseguir vida, y mejor aún, vida inteligente. Esa sería la respuesta más adecuada ante la no evidencia de la vida extraterrestre comprobada por todos a la manera de un argumento apodíctico.
2.- La Iglesía Católica en su posición firme de iluminar nuestra realidad, no ha visto necesario hasta ahora el deber de pronunciarse oficialmente ante la posibilidad o no de vida extraterrestre, lo que es igual a afirmar que la voz oficial de la Iglesia la tiene el papado, hasta ahora ningún Papa ha pronunciado sentencia a favor o en contra de la vida extraterrestre. Cabe decir que si una persona cree que existe vida extraterrestre no está en contra de la fe Cristiana.
Sin embargo hay un texto del Papa Juan Pablo II en su encíclica Redemptor Hominis que dice así y es una magnifica clave de guía ante esto: "EL REDENTOR DEL HOMBRE, Jesucristo, es el centro del cosmos y de la historia" (nº1), lo que nos lleva a siempre y sin ningún margen de error a colocar a Jesús en el medio de nuestras vidas, historia y por sobretodo, en medio del universo. La Iglesia no niega, pero tampoco afirma nada sobre la vida extraterrestre, pero hay voces dentro de ellas que si se han expresado, recordemos lo que dijo en una entrevista Mons. Corrado Balducci: "algo de verdad debe existir, y que esta verdad no contradice en nada nuestra religión" quien llegó a afirmar que si hay muchísimas evidencias científicas sobre la veracidad de la vida extraterrestre, pero que eso no quita la centralidad de Jesús en el cosmos. Claro hay muchos investigadores católicos que se oponen a esto con argumentos muy serios, pero que entran más en el campo de lo escéptico y que aunque reduzcan en número las razones para eliminar cualquier posibilidad de vida extraterrestre, pero no lo eliminan nunca como argumento.
En lo particular nos sujetamos a la existencia de "vida extraterrestre" tal como nos lo presenta la Sagrada Biblia: en manifestaciones angelicales (Lc 2 y Hb 13, 2), eventos extraordinarios como la entrega de las tablas de la Ley por parte de YHWH a su pueblo en Dt. 5, 22: “Estas son las palabras que dijo Yahvéh a toda la asamblea que estaba en el Monte, desde en medio del fuego y la espesa nube. Dichas palabras resonaron con estruendo y no se les añadió nada. Y luego Yavé las escribió en dos Tablas de piedra que me entregó”; y por último al controversial libro del profeta Ezequiel... y sé que me he quedado corto en los episodios bíblicos donde se nos narra la presencia de seres que no son de este mundo.
La vida extraterrestre de manera inteligente puede existir, en lo personal nos sujetamos a ver lo extraterrestre desde la dimensión más cierta que existe como es aquella que la vida y que tiene otra dimensión eterna que es estudiada desde la Teología y la historia de las religiones.
No creemos en seres que tomen el lugar central de Jesús, que contrarresten el lugar de la Santísima Trinidad en su creación cósmica.