jueves, 23 de septiembre de 2010

es de humanos vivir el dolor


¿Por qué a nosotros? no sabemos responder, ¿para qué nos toca el dolor? humanamente no hay posibilidad de sustentarlo, lo cierto es que el dolor es parte de nuestro ser.
El dolor en nuestras vidas se mezcla con los momentos de alegría, nuestras vidas son nudos en donde los momentos felices y los momentos de dolor se entrelazan. no existen vidas tan terribles como para nunca haber saboreado algo de felicidad, y ninguna tan alegre que nunca haya probado la sal amarga del dolor.
El dolor es no ser recibido, es el momento en que abrimos el corazón y se queda vacío, es cuando preparamos el banquete y nadie come, es no recibir el amor que se espera.
Ni el mismo Dios-hombre se libro del dolor, y en su máxima hora llegó a decir que "sentía un dolor de muerte".
Las vidas más sentidas son aquellas que abrazan el dolor hasta las últimas consecuencias, los que beben el vino de la amargura por la muerte de un ser amado, la separación de la pareja, la lejanía de los amigos, la indiferencia de ciertos sectores de la sociedad, el castigo de llevar el fuego de la humanidad en medio de sociedades frías, el darse y no ser valorado.
el dolor es de todos, y es preciso asumirlo hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario