martes, 1 de marzo de 2011

elige confiar


Es grandiosamente difícil, los que se atreven pueden quedar sin nada, los que cosechan quedan llenos de amor, sale una pregunta: se puede confiar en el actual momento?
Henri Nouwen nos otorga un pensamiento: "Al intentar mantener mis manos abiertas, confío en que pondrás tu mano en la mía y me conducirás a casa."
Confiar va hasta donde sea tu apoyo, en lo probable de tu respuesta; confiar es la expresión de mi necesidad y la solicitud de tu buena voluntad, confiar me lleva a tomar tu palabra y escucharla para encontrar el camino.
Al elegir confiar, entran muchos riesgos para mí, y sin embargo sigue valiendo la pena, porque los que hacemos la opción de confiar nos apoyamos en quienes creen en nosotros.
La confianza llegó como tranquilidad para los que se refugian en cuevas, en los topes de los árboles, para que de ese modo el corazón se torne más humano. La confianza es mi encuentro con Dios en tu vida, lo que equivale a pensar que "encuentro a Dios en el mundo, en la confianza que tengo hacia ti".
Elijo confiar porque me hace bien, no quiero ser un animal desconfiado.
Elijo confiar porque la desconfianza desgasta.
Elijo confiar porque Dios hace eso mismo con nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario