martes, 15 de febrero de 2011

palabras del consuelo


"Al llegar la tarde de ese primer día de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se hallaban los discípulos por miedo a los judíos, llegó Jesús, y poniéndose en medio de ellos, les dijo: La paz sea a ustedes" Jn 20, 19.
Siempre nos harán mucha falta, siempre las necesitamos, a veces no las queremos escuchar, pero siempre están cerca de nosotros. Las palabras del consuelo, son nuestras herramientas para ayudarnos en medio de tantas necesidades y retos.
Son las palabras con las que hablamos al corazón, ellas tocan los latidos y los serenan, algunas necesitan de nuestras manos para tocar, otras de nuestros brazos para abrazar y también nuestro pecho para dar descanso.
Son producto de la razón del corazón, que sólo sabe amar y entregarse.
Las palabras del consuelo hacen que nos encontremos a nosotros mismos, que nos demos desde lo que somos, que nos amemos sin barreras.
Son cortas y tienen mucho significado: me quedo a tu lado, hasta el final, te amo, te quiero, Dios te bendice, oro por ti, te acompaño, aquí estoy....
El consuelo es la paz, la conseguimos cuando vivimos el tiempo no como una carnicería de minutos en descuento permanente, sino como un tiempo de gracia que tiende a la eternidad.
El consuelo es el amor que necesita ser comunicado.
El consuelo es la compañía de quien sin expresar palabras entrega su mejor momento contigo.
El consuelo es saberme amado.
El consuelo es el Amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario