miércoles, 8 de diciembre de 2010

se busca a los chupasangres!!!


Se la pasan por todos lados buscando víctimas, de algunos se hacen muy amigos pero únicamente son utilizados como productos de consumo, de otros son enemigos y tienen como paga un total desprestigio, ya que ellos suelen ser los amigos del momento, los de moda, nadie se les compara.
Ese equipo de chupasangres está constituido por: la multifacética “droga”, por el animoso “licor”, por la despampanante “pornografía”, por el muy ocupado “celular”, por la temeraria “apuestas”, y la desgraciada “ideología política”… en este equipo se concentran gran parte de las desventuras que viven tantos hombres y mujeres en nuestro mundo actual.
No se trata de una cacería de brujas en su contra, dado que todo el mundo los conoce, como ya lo dijimos de unos son amigos y de otros, enemigos. Todos saben donde viven, algunos se han dado el lujo de coquetear con ellos y quedaron enganchados, lo cierto es que son muy atractivos, pero nada bondadosos; al contrario, son despiadados y tan solo quieren ver arrastradas y frustradas a sus víctimas, les encantaría que nadie pensara y que nadie progresara.
Tal vez nos acompañen hasta el fin de nuestros días, y muy poco podamos hacer, individualmente, para luchar en contra ellos, pero en conjunto si los podemos frenar. Sin duda alguna los seguiremos viendo en los avisos luminosos de las calles, en la publicidad de la televisión, como correos electrónicos no deseados; de nuestra parte quedara ayudar a quienes se quieran levantar de sus golpes.
Este equipo tiene por características: hacer estúpidos a sus víctimas, les quitan las fuerzas para el trabajo, no le dejan ni un resquicio para la concentración, los desmejoran físicamente, y por último, les encanta dejar sin esperanza a sus cercanos.
Sin duda alguna que para avanzar es preciso dejar a este equipo de desventurados y emprender la marcha sin aquel brutal peso sobre las espaldas.
“Sólo es posible avanzar cuando se mira lejos. Solo cabe progresar cuando se piensa en grande”
José Ortega Y Gasset

No hay comentarios:

Publicar un comentario