sábado, 7 de enero de 2012

expresa tu optimismo, no tu lástima


cuando estamos en algún hospital, nos cansamos o nos enfermamos más en cuanto comenzamos a escuchar las historias de pacientes que estando mal sólo se dedican a recrear lo que ha sido su dolor, otros cuentan sus tristes infancias, o hablan sólo del divorcio.
Lo cierto es que los momentos duros siempre nos acompañaran, pero en lugar de recrear un punto negativo, es preciso desplegar las bondades que hemos tenido en la vida, de tal modo que no es bueno quedarnos "con el funeral de nuestro ser amado, sino con el legado de su vida", es "mejor hablar de lo creativos que fuimos en la niñez, y no pasar la noche hablando que nunca tuvimos algún juguete", mas consolador es saber que "con este medicamento mejoraré, que pasar el día hablando de los innumerables dolores que sentimos a lo largo del día.
Para expresar nuestro optimismo hace falta sentir que seguimos vivos, que los episodios de dolor son parte del pasado y que este presente puede ser mejor en tanto que poseemos la esperanza del vivir, y mientras que el corazón siga latiendo, todo es posible, y más aun, cuando ya en la tierra deje de latir el corazón, en el cielo ya se abre camino un alma palpitante,
La lástima no genera soluciones, sólo genera un corto comentario muchas veces trillado de ánimo, el optimismo genera ejemplo de lucha y ganas de salir adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario