miércoles, 15 de junio de 2011

imagina


Nunca te alejes de la imaginación, ella es tu creatividad, y por mucho que crean que de nada puede servir, sin menor reserva sabemos que sí sirve de mucho.
La imaginación nos hace revivir las ideas, nos reverdece en las horas de duelo, permite que se actualicen las posibilidades, pero sobretodo, nos permite vernos con entusiasmo.
Sin la imaginación los tiempos de inactividad en vez de ser de descanso, serían de aburrimiento, los tiempos de serenidad en el hogar serían de "pérdida de tiempo", las estrategias serían palabras sin sentido, los eventos del día a día serían "normales" y nuestras relaciones serían predecibles.
La imaginación nos conduce a pintar con nuevas caras lo que muchos ven a blanco y negro, a llenar de humor lo que no parece tener sentido y a sentir que cuando no hay caminos es porque hay demasiadas soluciones.
Los que sufren de imaginación, al principio suelen llamarlos locos pero al final tienen muchos admiradores, fueron capaces de mezclar pinturas y plasmar cuadros para la eternidad, con sus canciones se metieron en la memoria de miles y con sus ideas se han hecho inmortales.
No es lo mismo otro día de escuela que un día de nuevos aprendizajes, no es lo mismo "ellos son siempre mis padres" que ellos son mis amigos incondicionales, no es lo mismo orar que tener un encuentro personal con DIOS cada día.
Renacemos, cobramos ánimos y nos preparamos para vencer las debilidades mentales como el aburrimiento, los peligros en las relaciones como la monotonía y nos abrimos a un diario asombro por las cosas que normalmente vemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario