lunes, 2 de mayo de 2011

cree en los milagros


Los milagros son los eventos que fuera de cualquier explicación, contienen en sí la solución de irremediables males, algunos los delimitan a los santos, pero olvidamos que los milagros vienen de Dios, es decir, están al alcance de cada uno de nosotros.
Creer en los milagros no consiste, en la mera sanación física, cosa muy excelente, pero los milagros más cotidianos son aquellos llenos de simplicidad y profundidad: perdonar, confiar, amar, proteger, sanar.
Creer en los milagros es la posición vital en donde se depende de Dios después del máximo esfuerzo en alguna tarea, por el contrario, nada hay de milagroso en sentarse a esperar un cambio.
Los milagros son las pruebas del misterioso Dios, que se descubre en la bondad de un evento sin igual, los milagros se encuentran en las personas que creen en la paz, en la caridad en favor de los necesitados, en abandonar los vicios, en abrirse a la luz que permite ver mejor, los milagros de Dios son tan comunes que ya casi no les prestamos atención y nos pasan de largo.
No dejar de intentarlo es creer en los milagros.
Trabajar al extremo es creer en los milagros.
El corazón sincero es un milagro.
La paz es un milagro.
Milagro es que Dios nos ama, sin méritos propios, simplemente porque El se complace en el amor hacia nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario