martes, 1 de mayo de 2012

cuida tu jardín (indicadores de infidelidad)

Lo cierto del caso que cuando estamos pendiente de nuestro jardín, ningún insecto podrá saltar sobre las rosas y delicadas ramas que lo adornan. Aplicado a la vida sentimental, nuestro jardín es nuestro corazón compartido, y de lo que se trata aquí es de valorar en la justa medida, la necesidad de cuidado que tiene, y que mejor entonces que determinar al mejor estilo de nuestro blog, cuales son aquellos indicadores que nos harán sonar las alertas en caso de alguna invasión de insectos en nuestro jardín, o mejor dicho, conozcamos los indicadores de la infidelidad. No los inventé yo, los ha explicado magistralmente el psic. Walter Riso, y de él lo hemos sintetizado: 1.- Lejanía afectiva: antes era cariños@ y ahora no... es tolerable algún día más que otro, pero si pasan tres años y no existen señales de cariño, nadie puede decir que te quiere y no te lo demuestra, mala señal. 2.- Frialdad sexual: ya el núcleo de la intimidad no es atrayente, se ha perdido la creatividad y todo parece lo mismo pero con menos frecuencia. 3.- Preocupación excesiva y repentina por la apariencia física: No se trata descuidarse, sino más bien de hacerlo excesivamente pero sin pensar en la pareja, es decir, hacerlo sin decir ¿te gusta más así cariñ@? 4.- Cambios de rutinas: antes siempre estaba el ser amado para la cena, pero ya no, de repente ha salido un continuo sobretiempo laboral. 5.- Llamadas telefónicas extrañas: llamadas que se necesitan contestar a solas y que nunca aparecen en la lista de llamadas recientes del móvil, los amantes se necesitan a toda hora. 6.- Uso exagerado de las redes sociales: todo el día postean por sus redes, mensajes y canciones que hay que ponerle bien el ojo para analizar sus delicadas y muy dicientes letras. Correos y acceso a redes sociales con clave estrictamente confidencial. 7.- Mentiras y contradicciones: historias sin fin para justificar todas las anteriores... 8.- Problemas existenciales: depresiones infinitas, los infieles apelan a sentirse mal, pero la pareja nunca sabe por qué... "me quiero encontrar a mí mismo", eso se traduce que te quieren quitar, que eres un estorbo. 9.- Criticar lo que antes se admiraba: antes todo eran interminables coincidencias, ahora todo es motivo para discutir. 10.- los clásicos: perfumes extraños, regalos inesperados, gastos excesivos, amigos que nunca se llega a conocer. Tres palabras: tranquilidad, creatividad y divinidad. La tranquilidad la ofrece el cariño y decoro en toda circunstancias para con el ser amado, creatividad que con el paso de los años los lleve a enamorarse más desafiando a la terrible monotonía, y divinidad, ya que sin Dios ninguna relación de amor se puede mantener, porque lo físico y creativo puede existir pero la conciencia bien formada en buscar el bien del uno como de la otra en torno a la consecución de la felicidad es una tarea para toda la vida, y la flor que Dios sembró que no la pisotee cualquiera que pase saltando cercas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario