miércoles, 16 de noviembre de 2011

busca la unión con Dios


Se trata de vivir eficazmente, se trata de hacer lo que corresponda en cada momento, no se trata de salir corriendo del planeta tierra, se trata de buscar a Dios en medio de cada segundo existente.
Teilhard de Chardin en su tiempo de excavador en China, llegó a orar así: "No tengo ni pan, ni vino, ni altar. Otra vez,Señor. Ya no en los bosques del Aisne, sino en la estepas de Asia. Por cual trascenderé los símbolos para sumergirme en la pura majestad de lo Real, y yo, tu sacerdote, te ofreceré el trabajo y la
aflicción del mundo sobre el altar de la Tierra entera".
Ahora nos toca buscar las realidades más trascendentes desde cada una de las más simple que podamos hacer, mientras mejor ejecutamos la labor diaria, más cerca nos colocamos de Dios, más lo sujetamos. Los sacerdotes desde la plegaria, los obreros desde su pala, los escritores desde su pluma, los vivos desde su vida, cada quien vierte sobre el mundo su vivencia en Dios y su bendición desde cada labor.
La unión con Dios no nos excluye, nos incluye, no nos quita las fuerzas, nos la repotencia, la unión con Dios no consagra en medio de cualquier circunstacia, ya que en El vivimos, nos movemos y existimos (Hch 17, 28)

No hay comentarios:

Publicar un comentario