sábado, 26 de noviembre de 2011

Alguien te espera


Es una fuerza para vivir, sin esa fuerza la existencia no tiene sentido y hasta sería normal morir si se carece de ella, ser esperado es un anhelo interno de cada ser humano, no en tanto que se trate de un mero detalle de cortesía sino que es un grito interno de nuestra debilidad que busca ser recibido en cada persona.
El que alguien nos espere nos da una fuerza para seguir luchando en el presente, para vencer las barreras y lograr alcanzar las manos amorosas que se abren para darnos su protección.
Alguien nos espera en casa para ayudarnos, la familia.
Alguien nos espera en la calle para guiarnos, los amigos.
Alguien nos espera para salvarnos, Jesús.
la resistencia la muerte por parte de algunos moribundos se basa muchas veces en querer despedirse de sus seres amados, el aferro a la vida se produce en aquellos que saben que después de la prueba vendrá la persona esperada.
Es una guía espiritual: siempre hay alguien que nos espera, desde lo temporal (Familia, amigos, comunidad, pareja), desde lo eterno, El Padre siempre está pendiente hasta que cada uno de sus hijos regresen a salvo casa después de sus labores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario