martes, 16 de febrero de 2010

salir a cazar el bien


En el pasado nos era suficiente no hacer nada malo, lo cual era una reducción total de la condición humana, por lo que hacia falta algo más. Acto seguido comenzamos a entender que ya no se trataba de evitar el mal, sino de hacer el bien, y en una frase muy popularizada en la Venezuela de los 90’s nos decía Miguel Angel Landa: hay que hacer el bien sin mirar a quien.
Hoy en día en pleno momento actual, sin duda hace falta algo más, ya no es suficiente hacer el bien: existen organizaciones que hacen el bien a gran escala, veamos el caso de greenpeace que a escala mundial defiende los derechos naturales del planeta de sobrevivir ante la guerra de contaminación que le ha declarado el sector industrial; veamos la obra de la OMS quienes han logrado clasificado las enfermedades para proveer tratamientos, prodigando vacunas en los países pobres, entre tantas luchas; la potencia del signo de la cruz y medialuna roja internacional, capaces de hacer llegar a los lugares más indómitos la ayuda humanitaria más esencial. ¿y nosotros que hacemos?
Esa es la gran pregunta, pero para ello tenemos una gran premisa: HAY QUE SALIR A CAZAR EL BIEN.
Ya existen organizaciones que lo hacen, desde un punto de vista filantrópico y hasta altruista, veamos como han llovido las ayudas humanitarias en el devastado Haití (12 de enero, 7.5 grados richter, 150. 000 muertos),y sin embargo siguen existiendo millones de necesidades. Una cosa es la ayuda a nivel macro, de esa se encargan las organizaciones, pero de la ayuda a nivel micro…. De esa nos podemos encargar tú y yo.
Salir a cazar el bien consiste en no conformarse con estar bien y hacer sentir bien a los demás, se trata de buscar al que sufre y tenderle la mano; al que tiene hambre se le entrega un pan y se le enseña a hacerlos; a quienes han perdido la brújula se les conduce por la formación en valores: la universidad, centros de estudios; para quienes no extienden su mano para dejarse ayudar, orar por ellos; orar por todo el mundo así no tengamos una intención en particular, Dios se hace cargo de lo demás.
Salir a cazar el bien, es un gran mandato que nos hace salir de donde estamos para encontrar a los que no tienen rumbo y poder darles un poco de nuestro ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario