viernes, 22 de junio de 2012

en la medida de la alegría

la gran base o medida de nuestro buen vivir está ligada a si estamos alegres o no, por lo tanto es justo reconocer el vuelo que esto proporciona para el entendimiento de nuestra vida. Podemos decir que no se trata de vivir bajo una especie de navaja moral, lo bueno y lo malo, sin descuidar esos aspectos claros, aunque parece más humano aún, apuntar hacia actuar conforme a vivir alegre. No Una alegría basada el la ligereza de acciones, ni en la burla al prójimo; aquí hablamos de la alegría que proporciona el buen vivir, siendo esta una consecuencia de hacer el bien desde uno mismo hacía los demás, lo podemos esquematizar así: 1) saber que los demás son humanos y que tanto ellos como yo nos merecemos respeto y buen trato, 2) que los más importante en la vida es amar y ser amado, 3) que sí amamos y permitimos que los demás amen, el clima de las relaciones será más cálido. La alegría es el placer de vivir, sin olvidar, por supuesto, que el dolor existe y las acciones malas o dañinas nos pueden alcanzar o pueden salir de nosotros mismo. Si la vida se nos plante en pro de conseguir la alegría en nuestras acciones, podemos reconciliarnos con la vida misma y comenzar a respirar el aire fresco de la esperanza, que es la que nos permite vislumbrar el horizonte impidiéndonos bajar los brazos. La alegría es contagiosa y tiene un efecto de bumeran sobre las personas, de tal forma que el entusiasmo y las ganas de vivir, logran vencer los desánimos provenientes de las acciones malas, de las peleas, de la muerte. la alegría la encontramos cuando: alabamos desde temprano a Dios, cuando forjamos metas diarias de hacer el bien sobre alguna persona, cuando propagamos el respeto (no el distanciamiento)cuando damos el máximo en cada tarea, cuando brindamos amor. La alegría acelera los procesos de curación, cicatriza más rápido las heridas, mejora las relaciones, favorece los vínculos, nos hace felices y nos permite ver el lado bueno que tienen todas las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario