lunes, 24 de octubre de 2011

¿Para qué orar?


Parece un desperdicio de tiempo, con tantas cosas por hacer, no produce nada de beneficios.... estas y otras conclusiones tomamos al momento de valorar el momento de oración.
"Cuando rezas, no sólo te descubres a ti mismo y descubres a Dios, sino que también descubres al prójimo. Porque, en la oración, no sólo profesas que las personas son personas y Dios es Dios, sino también que tu prójimo es tu hermana o tu hermano que vive a tu lado. Porque la misma conversión que te conduce al doloroso reconocimiento de tu malherida naturaleza humana, también te lleva a admitir con júbilo que no estás solo, sino que ser humano implica convivir.(Henri Nouwen. Con las Manos Abiertas)"
Orar es tomar un tiempo para reiniciar todo.
Orar no es ser tontos, es ser ágiles en medio del mundo.
Orar no es algo extraño a la naturaleza del día a día.
Orar es la máxima expresión de humanidad que podemos tener.
Al momento de entrar en diálogo con tu interior, brota desde muy adentro una voz que guía, serena y relaciona, nos relaciona con Dios pero de igual forma con el prójimo, la voz en la oración es nuestra conciencia en Dios, no es un artificio de nuestra psicología, es el gemido interno de nuestro ser que clama a Dios por atención, por cuidado y por sobre todo, por amor.
Si oramos, podemos ser más profundos en nuestro vivir.
Si oramos, nos descubrimos débiles y con fuerzas para ayudar a otros en sus debilidades.
Si oramos, no sabemos cómo, pero Jesús si sabe, ayudamos a otros.
Si oramos, nos hacemos uno.
Si oramos, le damos mucho valor a ese tiempo porque es tiempo-con-Dios.
Para orar no hace falta deshumanizarnos, en medio de nuestra humanidad podemos elevar nuestra mente a Dios.
Muchos de los grandes males que hemos vivido en la humanidad, pudieron haber sido mayores si no existieran esas personas frenando grandes calamidades desde la oración.
Una vez entrevistaron a un monje joven venezolano, y le preguntaron: cuando llegues al cielo y te pregunten ¿para qué sirvió haber orado tanto en la vida?, él respondió: me sirvió para ayudar a mucha gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario